Proyectos‎ > ‎

Proyecto: TODOS IGUALES

CURSO 12-13

OBJETIVO

-          Valorar a las personas.

-          Que se den cuenta de lo que significa que hayan personas con otras características a las suyas.

-          Reflexión sobre conceptos y hechos que generan situaciones conflictivas.

-          Motivar a los niños a “colocarse en el lugar del otro”.

 

A QUIÉN VA DIRIGIDO

A los niños que están realizando el segundo curso de catequesis en las Escuelas San José, que comprenden una edad de 8 y 9 años.


TODOS SOMOS IGUALES

Dos catequistas nos cuentan como se desarrolla:

La catequesis del 12 de diciembre ha sido diferente. Han venido al comedor JOSE BALAGUER Y CARLOS SOTO, 
dos discapacitados en sillas de ruedas, pertenecientes a esta asociación: aspaym.

Nos han contado sus accidentes, lo que han sufrido para volver a empezar a vivir de una manera diferente y las barreras que tienen que salvar día a día.

Hemos visto un audiovisual de personas con diferentes discapacidades y en todos ellos se ve la fuerza y el coraje que tienen ante la vida.

Un parapléjico de 31 años ha quedado en primer lugar en el campeonato de fotos submarinas.

NOS HAN DADO UNA GRAN LECCIÓN DE SUPERACIÓN Y NOS HAN ENSEÑADO A VALORAR LO QUE TENEMOS.

Rosa y Pepita.

CURSO 11-12

OBJETIVO

-          Valorar a las personas.

-          Que se den cuenta de lo que significa que hayan personas con otras características a las suyas.

-          Reflexión sobre conceptos y hechos que generan situaciones conflictivas.

-          Motivar a los niños a “colocarse en el lugar del otro”.

 

A QUIÉN VA DIRIGIDO

A los niños que están realizando el segundo curso de catequesis en las Escuelas San José, que comprenden una edad de 8 y 9 años.


PRESENTACIÓN DEL PROYECTO

Milagros existen todos los días aunque no los veamos. El mero hecho de poder utilizar nuestros brazos y manos y nuestras piernas y pies es ya un milagro.

Asimismo, ejemplos de superación existen todos los días, aunque tampoco somos capaces de verlos. Son los que yo llamo héroes o superhéroes y no son precisamente los que más poderes tienen. Son los que se abren paso en el mundo actual teniendo que sortear toda clase de obstáculos. Son los que avanzan como tortugas para un  día volar. Son aquellos que deben salvar diariamente cualquier barrera arquitectónica que nosotros ni siquiera percibimos.

Lo triste del tema es, que es ahora, cuando me doy cuenta de todos los obstáculos que tengo que vencer en el camino. Es ahora, cuando voy con mi hijo de nueve meses en el carrito, cuando me doy cuenta de las trabas que hay que superar. No puedo cruzar entre dos coches porque el carrito no cabe; si la acera tiene un escalón muy alto, tengo que inclinar el carrito y apoyarlo sobre las ruedas traseras para bajar; los domingos que suelo ir con mi familia a tomar un aperitivo a una cafetería, no logro entrar por la puerta principal, pues existen dos escalones con huellas tan estrechas que las ruedas no apoyan; tengo que dar la vuelta a la manzana y entrar por la puerta trasera (que por cierto, tiene un escalón) y al no tener la puerta tope, quien realmente la abre son los pies de mi hijo…

Existen muchos obstáculos de los que no nos damos cuenta. ¿Por qué? Porqué tenemos brazos y piernas, podemos andar, correr, coger las cosas…

Estos son ejemplos efímeros de lo que ocurre portando un carrito. Pero ¿Cual es el día a día de un discapacitado físico?

José Balaguer Soriano, parapléjico como consecuencia de un accidente de moto a los 21 años, Presidente de “Aspaym CV” (Asociación de lesionados medulares y grandes discapacitados físicos) de profesión administrativo y Manuel Carlos Sotos Portales, tetrapléjico como consecuencia de accidente de tráfico hace unos 30 años, Vicepresidente de la mencionada Asociación, médico, nos dieron el otro día una charla sobre su historia, las consecuencias del desafortunado accidente, de los obstáculos que  han tenido y tienen que salvar.

Pero como todo en la vida, a pesar de  las sombras, encontramos también la cara opuesta, las luces: su alegría, su optimismo, el verlos siempre con una sonrisa en la boca. Su afán de superación; no hay más que otear el horizonte de esta mundanal urbe para ver como afrontan las dificultades todos y cada uno de sus días. Su capacidad de sufrimiento, tanto psíquico como físico; no hay día que tengan que derrotar al dolor, que tengan que hacer de tripas corazón para aniquilar, aplastar y subyugar al tan temido sufrimiento físico, pese a la ristra de fármacos que ingieren y que les proporcionan un cierto alivio momentáneo.

Pepe y Carlos han invertido un poco de su tiempo para mostrarnos sus vivencias, su día a día, su historia, la evolución que ha experimentado el tema de la discapacidad desde que ellos la padecieron hasta hoy, pero  sobretodo su discurso nos deja a nosotros, los legos, una gran enseñanza de amor, de superación, de optimismo así como un mensaje de cautela y precaución al frente del volante, porque desgraciadamente no nos damos cuenta de lo que tenemos hasta que lo perdemos.

Desde las Escuelas San José-Jesuitas, el grupo de pastoral y la coordinación de catequesis queremos agradecer a Pepe y a Carlos su colaboración y participación en este Proyecto y su valiosa aportación al mismo. Muchas gracias. 

                                                                                                              M. Isabel Viguer Balaguer

Comments